Opinió: Crisis política en Montcada


Opinió. Aquest apartat resta obert a tothom que tingui coses a dir de Montcada. El col·lectiu de Les Altres Veus no té perquè compartir les opinions vertides en aquests apartat.

Els escrits poden ser signats, anònims o amb pseudònims. Agraïriem que si es algú vol acabar als jutjats amb les seves opinions, ens envii una fotocòpia del seu DNI.

————————————————————-

Felipe González, Solbes, Salgado… Seguro que me dejo a alguno que otro pero a bien seguro se entenderá la idea que pretendo exponer a continuación.


Hay, como pretendía introducir, varios altos cargos socialistas que han pasado a estar en nómina de multinacionales tras su paso por el ejecutivo. También los hay, y muchos, todo hay que decirlo, del Partido Popular y Convergencia por ejemplo, pero, si me lo permiten, voy a dejar a un lado ahora esos casos porque considero que el espectro ideológico y social en el que se ubican faculta, legitima e incluso incita y premia esa mala praxis. Desfachatez, ésta, que por obvia no es menos criticable, por supuesto. Pero de lo que aparenta mal olor y mal olor desprende poco puede decirse, aunque decirse se deba; en cambio es preciso hacer hincapié y ser muy crítico con quien te ofrece una bonita flor maloliente.

En fin, a lo que iba. Más allá de la merma democrática y del potencial pozo de corrupción que supone el elitista sistema de colocación laboral al que he hecho referencia, pues nadie garantiza que dichos ex-miembros del gobierno no hayan actuado en su momento a favor de esas multinacionales bajo promesa de lo ahora obtenido, más allá de lo anteriormente expuesto, decía, uno se acaba preguntando ¿no es extraño que haga esto un partido que, a priori, pretende abrazar unos elevados y nobles ideales contrarios al interés material individual? (ja!) No debería extrañarles pues el mecanismo de promoción política e individual, factores lamentablemente indivisibles en amplios sectores de la política española, nace viciado desde sus estructuras más básicas.

Ya en pueblos pequeños captan integrantes para sus listas electorales con el cebo de un buen sueldo convirtiendo la posible obtención de un cargo político en una oferta laboral que muchos de ellos aceptan, con lo que el componente ideológico o, simplemente, los principios que caracterizan y mueven a estos trepas dejan mucho que desear.
Sin ir más lejos, en Montcada dimitió el alcalde y pusieron en su lugar a una persona bastante desconocida en el pueblo, sin vinculación en el tejido asociativo ni experiencia política destacable, por no hablar de unas capacidades para dicha responsabilidad, con todos mis respetos, bastante discutibles. Es de suponer que ante tales carencias, tanto el abultado factor económico como el archiconocido narcisismo del que hace gala la susodicha junto con su notoria docilidad hacia el aparato del partido debieron ser factores determinantes para el ofrecimiento y aceptación del puesto.

El dinero, los medios y la inercia electoral propia de los partidos grandes hicieron el resto y en los siguientes comicios se consolidó el pelotazo. Lo mismo se puede decir de gran parte de los integrantes de dicha candidatura que, con características similares a las anteriormente expuestas sobre su cabeza de lista, rozan el mercenarismo político lejos de una voluntad de participación real y desinteresada en beneficio del pueblo.

Dicho esto solo cabe preguntarse ¿qué principios rigen y que puede esperarse de un equipo de gobierno elaborado en torno a promesas económicas? Pues ya lo estamos viendo en sus propias contradicciones como la de aprobar mociones, asistir a manifestaciones y montar charlas contra la reforma laboral mientras desde el Ayuntamiento que gobiernan se organizan actos oficiales a favor de dicha reforma a cargo de lapropia patronal (PIMEC). ¿Acaso hicieron algún acto oficial contra la reforma o en defensa de la negociación colectiva tan duramente atacada en la misma? Si bien es cierto que el departamento que lo organiza está dirigido por su socio de gobierno (CiU), no es menos cierto que ellos tienen la alcaldía y deberían, de no estar de acuerdo.., cortar en seco todos los envites reaccionarios que esa derecha retrógrada que mantienen en el gobierno sin duda seguirá haciendo.

Y todo esto justo cuando el anuncio del grupo ADELSA nos muestra que los funestos efectos de la citada reforma están a punto de cebarse con el debilitado tejido industrial de montcadenc y, sobre todo, con sus principales afectados: los trabajadores.

Fdo.
Clotildo Sugrañes

PS:Justo al acabar estas líneas leo en LaVeu.cat que CCOO ha emitido un comunicado de protesta contra dicha jornada de PIMEC organizada por el Ayuntamiento.

Anuncis

One response to “Opinió: Crisis política en Montcada

  1. Totalmente de acuerdo, es vergonzosa la actuación de los socialistas en Montcada, no sólo porque se den esta serie de circunstancias llena de despropósitos, es que lo peor de todo es que estoy totalmente segur@ que no tienen ni pajolera idea de lo que significa, no saben distinguir entre lo institucional y lo partidista. Ya la alcaldesa en su trajectoria hacia las municipales utilizaba contactos con asociaciones o proyectos pendientes y gestiones variopintas para hacer "cafés i parlem" que debieron tener otro tipo de formato más institucional (engañaban a la gente) penoso…y los convergentes en su linea..Yo no soy tont@

    M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s